Image Image Image Image Image

23

nov

“CD: ‘Al alba venid’ de Dolce Rima. Esplendor hispánico”

“Paula y Julieta nos presentan unas lecturas elegantes, repletas de dulzura. Paula muestra sus dotes técnicas en la vihuela por medio de una pulsión solvente, en la que la línea se plantea sin aristas, como un continuum que acoge a la voz en su seno y la arropa con la delicadeza de una madre. Se hubiera agradecido algún fragmento a solo por su parte -quizá para la próxima. Por su lado, Julieta nos regala unas lecturas repletas de expresividad. Su voz resulta tremendamente evocadora y sensual, sobre todo en el registro medio. Solo cabe lamentar algunos desajustes en el registro más agudo, aunque esto no emborrona en absoluto su participación. Destaca totalmente su límpida dicción, que favorece de una manera brillante el entendimiento del texto -algo absolutamente fundamental en este repertorio-, y que lamentablemente no es un valor en alza entre las cantantes actuales. La participación del dúo se completa con la colaboración de la percusión histórica de Carlos Peiró, atinada y discreta, dos cualidades que no siempre se encuentran entre los percusionistas dedicados a la música antigua. Estamos, pues, ante un disco realmente prometedor, que se hace corto, y del que esperamos haya pronto una parte complementaria. La fusión entre ambas es prácticamente perfecta, denotando en ella un trabajo serio y arduo de fondo, pero además un entendimiento a nivel personal realmente férreo. Música de exquisita belleza, que vuelve a poner sobre la mesa la impresionante calidad que atesoraron los vihuelistas del XVI, y que, desgraciadamente, todavía debemos poner en valor de una manera mucho más evidente. Precioso el diseño de portada -ilustración a cargo de David González-, con un discreto y escueto libro de información -el dinero, claro. Cabe lamentarse, sin embargo, por algunos problemas de sonido, sobre todo en la saturación de los agudos. Bienvenidas, Dolce Rima, y esperemos que sea para quedados.”

Mario Guada

Revista “Codalario”

Leer la crítica completa aquí

 Envía un comentario